Jardines

 

 

 

 

Los jardines muestran una flora típicamente mallorquina, de especies autóctonas, propias del municipio. La vertiente norte de la finca, a los pies del puig de Sa Gubia, está plantada de olivos y pinar, mientras que la sur se encuentra poblada de almendros. Ambas zonas forman el paisaje típicamente mediterráneo, dibujando una imagen acorde con la filosofía de la isla, lejos  del estrés y del ritmo frenético de las grandes ciudades.